945 27 06 59 msolperez@cop.es
C/ Siervas de Jesús, 29-1º ofic. 21

Problemas de ansiedad

psicologo alava vitoria problemas-de-ansiedad-ninosTanto los niños como los adolescentes pueden manifestar problemas de ansiedad. Situaciones como el comienzo del colegio, el nacimiento de un hermano, el cambio de casa o cualquier otro evento puede precipitar la aparición de los problemas. No obstante, las reacciones que manifiestan difieren respecto a las del adulto. Además, las consecuencias negativas de la ansiedad en esta población pueden afectar más que en la vida adulta, ya que puede interferir en el proceso de crecimiento y maduración en el que se encuentre el niño.

1)  Trastorno por Ansiedad de separación.

La ansiedad por separación forma parte de nuestro comportamiento humano, siendo adaptativa y universal. A través de ella el niño consigue desarrollar su sistema de apego afectivo con las personas significativas para él. A medida que se va desarrollando ese apego afectivo el niño comienza a evitar a los extraños, buscando la protección de las personas significativas para él, como el padre, la madre, etc., con las que se siente seguro. Al mismo tiempo comienza a desarrollar sentimientos de malestar, como miedos, preocupación, etc., y conductas como el llanto, cuando anticipa posibles situaciones de separación con las personas importantes para él. Es aquí donde comienza a desarrollar la ansiedad por separación.

Desde una perspectiva evolutiva, la ansiedad por separación es un fenómeno beneficioso y común en la infancia que tiende a extinguirse paulatinamente de forma natural. El problema surge cuando la ansiedad es excesiva e inapropiada teniendo en cuenta su nivel de desarrollo. Además, le genera un elevado y significativo malestar que repercute negativamente en su desarrollo, en el ambiente familiar, escolar, en sus relaciones sociales o en cualquier otro área.

2) Trastorno de pánico o trastorno de angustia:

Como en los adultos, se producen ataques de ansiedad de forma repetida en el tiempo haciendo que sientan un miedo extremo a que éstos se repitan, de manera que para evitarlos modifican su comportamiento. Aunque en los niños y adolescentes el nivel de evitación, en la mayoría de los casos, suele ser moderado.

Los síntomas más comunes en esta población que se producen durante los ataques de ansiedad son las palpitaciones cardíacas, escalofríos o sofocaciones, temblores o nerviosismo, dificultad para respirar y la sensación de mareo. Estos síntomas se inician de forma brusca y alcanzan su expresión máxima en los diez primeros minutos, disminuyendo gradualmente.

3) Agorafobia

Caracterizada por un temor intenso a encontrarse en situaciones en las que puede resultar difícil escapar o pedir ayuda en caso de que se presente un ataque de ansiedad.

4) Fobia específica

Se caracteriza por un miedo excesivo y la evitación a una situación, objeto o suceso particular, originando comportamientos evitativos e interfiriendo en el funcionamiento normal del menor o de la familia.

El miedo tiene que ser distinto del miedo a estar solo/a o lejos de casa y diferente al miedo a situaciones de evaluación social. Los adultos y adolescentes suelen reconocer que el miedo es excesivo e injustificado, sin embargo en los niños ese reconocimiento no se produce.

Las fobias más habituales están relacionadas con las fobias a los animales, aunque también se pueden producir las ambientales (tormentas, agua,…), las relacionadas con sangre-inyecciones-daño (miedo a los médicos o procedimientos médicos, al dolor…), la situacional (lugares cerrados…), y otras fobias relacionadas con temores infantiles (ruidos fuertes, personas disfrazadas…).

La conducta que más se observa es la de evitación o de escape. Esta suele ser inmediata después de la presencia física del estímulo fóbico. Los niños suelen llorar, gritar o correr hacia los padres buscando seguridad. La evitación también se puede observar simplemente con la anticipación de tener que enfrentarse al estímulo temido (un niño con miedo a los perros puede evitar pasar por determinadas calles aunque eso le suponga dar un gran rodeo, simplemente por pensar que se va a encontrar con él).

5)  Fobia social o ansiedad social

Caracterizada por un miedo muy marcado y persistente a situaciones sociales. La causa puede ser el temor a hacer el ridiculo o miedo a ser humillado por actuar de foma inadecuada o por manifestar ante los demás síntomas de ansiedad (nerviosismo…), lo que le resultaría humillante o embarazoso.

En los niños es necesario que éstos demuestren que tienen capacidades normales para relacionarse socialmente con sus familiares, que éstas han existido siempre y que la ansiedad social la sienten en las interrelaciones con personas de su misma edad y no sólo en cualquier interrelación con un adulto.

En la exposición a la situación social que se teme aparece la ansiedad, siendo la reacción de los adultos diferente a la de los niños. En éstos esa ansiedad puede manifestarse en forma de llanto, rabietas, inhibición o retraimiento en situaciones sociales, donde las personas que asisten a las mismas no pertenecen al ambito familiar.

Al igual que sucede en las fobias específicas, el temor excesivo o irracional que los adultos y adolescentes reconocen, en el caso de los niños este reconocimiento no se produce.

6) Trastorno de ansiedad generalizada

Es uno de los problemas psicológicos más frecuentes en la infancia después del de la ansiedad por separación.  Al igual que en los adultos, se caracteriza por niveles elevados de ansiedad, además de una persistente y excesiva preocupación referidas a una gran diversidad de situaciones o sucesos. En los niños las preocupaciones pueden abarcar diferente áreas como la preocupación por su desempeño o competencia en la escuela, por su seguridad personal o la de otras personas significativas para él, por sucesos negativos que considera que puedan ocurrir en el futuro, etc.

Algunos de los síntomas que pueden aparecer son: Inquietud, fatiga, dificultad para concentrarse, irritabilidad, tensión muscular y/o alteración del sueño. En los niños es frecuente que las preocupaciones vayan acompañadas de quejas somáticas como dolores de cabeza y/o de estómago.

7) Otros…