945 27 06 59 msolperez@cop.es
C/ Siervas de Jesús, 29-1º ofic. 21

Problemas de ansiedad

“La ansiedad con miedo y el miedo con ansiedad contribuyen a robarle al ser humano sus cualidades más esenciales.
Una de ellas es la reflexión.”

(Konrad Lorenz).

psicologo alava vitoria problemas-de-ansiedadA pesar de la connotación negativa que lleva asociada la palabra ansiedad, por los problemas que generan sus síntomas, ésta es una respuesta común en todas las personas. Sin ella habríamos desaparecido como especie. Se trata de una respuesta de anticipación ante un peligro, que puede ser físico y/o emocional, que amenaza a la persona y la pone en estado de alerta y tensión.

Por lo tanto, debemos entenderla como una respuesta normal, útil, adaptativa y necesaria producida por nuestro organismo ante situaciones que pueden ser peligrosas para nuestra supervivencia. Es la forma que tiene nuestro cuerpo de prepararlo para que podamos afrontarlas.

No obstante, la ansiedad puede convertirse en un problema cuando aparece en situaciones que no suponen ningún tipo de peligro, como por ejemplo subir en un ascensor. En este caso la percepción del peligro es irreal. También se pueden dar en situaciones que suponga algún riesgo (no tiene por qué ser físico), por ejemplo realizar un examen o una entrevista de trabajo. En este caso la percepción del peligro se magnifica. En cualquiera de los casos, la ansiedad es desproporcionada y desadaptativa, y por lo tanto deja de ser útil, ya que interfiere en la vida de la persona.

Si desea obtener más información sobre las crisis de ansiedad

La ansiedad se puede manifestar de diferentes formas. Entre los problemas más habituales están:

1) Trastorno de pánico o trastorno de angustia

En este trastorno la persona tiene ataques de ansiedad de manera repetida en el tiempo y eso hace que sienta un miedo extremo a volver a sufrirlos, con lo que modifica su comportamiento para evitarlos.

Por ataques de ansiedad se entiende la aparición aislada y temporal de miedo o malestar intenso, al que le acompañan algunos de los siguientes síntomas: Palpitaciones, sudoración, temblores, sensación de ahogo, sensación de atragantarse, opresión torácico, nauseas, inestabilidad, desrealización (sensación de irrealidad), despersonalización (sensación de estar separado de uno mismo), miedo a perder el control o a volverse loco, miedo a morir, sensación de hormigueo o entumecimiento, escalofríos o sofocos. Estos síntomas se inician de forma brusca y alcanzan su expresión máxima en los diez primeros minutos.

2) Agorafobia

La persona experimenta ansiedad cuando se encuentra en lugares o situaciones donde le resulta difícil o embarazoso escapar, o bien donde le sea imposible encontrar ayuda, en el caso de que le aparezca en ese momento un ataque de ansiedad.

3) Fobia específica

En este caso, la persona experimenta un miedo intenso, exagerado o irracional a situaciones u objetos concretos (volar, ascensores, animales concretos, sangre, etc.), lo que le puede originar comportamientos de evitación, incrementando más su malestar.

4) Fobia social

Los seres humanos somos seres sociales, por lo que constantemente estamos expuestos a este tipo de situaciones.

A la persona con este problema lo que le produce ansiedad es el contacto social (en cualquiera de sus manifestaciones). Para evitar este malestar restringe sus interacciones sociales, de manera que su vida puede verse limitada. En ocasiones, la restricción llega a ser tan elevada que sus interacciones se limitan solamente a las personas de su entorno familiar.

5) Trastorno de ansiedad generalizada

La persona vive con la sensación constante de amenaza. Cualquier cambio que se produce en su rutina diaria lo percibe como una falta de control sobre su vida, lo que le genera un exceso de ansiedad y preocupación que no es capaz de gestionar.

Los acontecimientos sobre los que puede sentir ansiedad de manera persistente son muy amplios (laborales, económicos, escolares, familiares, amistades, personales). Algunos de los síntomas que pueden aparecer son: Inquietud, fatiga, dificultad para concentrarse, irritabilidad, tensión muscular y/o alteración del sueño.

6) Otros…